#RIPDiet Mi Ruta de Comida Coreana en Patronato

Desde hace ya un par de años que me aventuré a explorar las delicias culinarias coreanas, costumbre que procuré traspasar a mis amigos y que ahora quiero compartir con ustedes. Todo comenzó cuando estaba haciendo la práctica en el Vía X y cruzaba Patronato caminando (porque en la mañana hay poca gente y es muy bonito), pasaba todos los días por afuera del ahora popular Sukine, hasta que un día convencí a la pandilla y nos atrevimos a entrar.

Mis expectativas entrando al Sukine la primera vez.
Mis expectativas entrando al Sukine la primera vez.

Como no me daba el estómago para una exploración gastronómica como la de Dae-Su, pedí lo siguiente en la lista según lo aprendido en los K-Dramas; sopa de Kimchi. Considerando que ni siquiera como ají, terminarme ese platillo significó una prueba digna de la implacable mano de Dios. Pero no me rendí, en mis siguientes visitar al Sukine, pedí cosas más moderadas como el Bibim Bam que lleva verduras, huevo y se acompaña con arroz y sopa; o mi favorita, la carne Bulgogi que se cocina en la mesa con un poco de jugo de pera, se sirve con una hoja de lechuga con la que puedes hacerte una suerte de taco, es uno de mis platos favoritos para compartir.

La mayoría de los platos vienen con una porción de arroz para que puedas disfrutar con Kimchi y las otras cosas que vienen en el Banchan, que son ciertos productos que te sirven de entrada para complementar los platillos. En general las preparaciones son picantes (esto viene indicado con lunares rojos al lado del nombre de los platos en el menú), pero en algunos casos puedes pedir que lleve menos picante o puedes beber jugo de aloe vera para contrarrestar.

No es tan fácil de comer como sugieren los doramas :'(
No es tan fácil de comer como sugieren los doramas :'(

Sukine está ubicado en Antonia López de Bello 244 y el gasto promedio por persona es de $7.000 a $8.000 aproximadamente.

Al poco tiempo abrieron Chicken Story, un restorán de pollo frito estilo coreano mucho más casual. Acá te sirven las tablas de pollo crispy tradicional, agridulce o mixtas para compartir, además de una versión súper picante para los más temerarios. Se comen con los dedos pero te entregan unos dedales (tecnología de punta) para que no te manches las manos, y si no puedes terminarla puedes pedir que te envuelvan el resto para llevar.

Tienen colaciones para la ajetreada vida del trabajador que quiere darse un gusto, ensaladas con un aderezo exquisito y Ramyon, sopa de fideos para los días fríos. Lo otro recomendable son sus limonadas gigantes de colores y el jugo de pimentón. Pero como era de esperar, tanta maravilla convoca a decenas de curiosos así que siempre es muy concurrido pero se pueden reservar mesas y se pueden hacer pedidos para llevar.

Además tienen los envoltorios más tiernos del mundo. Miren ese sobrecito de sal!!
Además tienen los envoltorios más tiernos del mundo. Miren ese sobrecito de sal!!

El restorán es muy bonito, tiene un bar especial para los juegos y está ubicado en Antonia López de Bello 257 (casi frente al Sukine). El consumo por persona fluctúa también entre los $7.000 a $9.000.

Por último uno al que llegué por recomendación de una chica coreana, el Dae Jang Kum, que siempre sirve los mejores acompañamientos en el banchan y además te dan un cafecito con leche muy rico cuando terminas de comer. Aquí lo recomendable son los mariscos y similares, en lo personal me gusta el Jeyuk un plato de calamar picante con verduras que se sirve en una tabla caliente, viene acompañado de arroz y se puede pedir un poco menos picante. Pero para los paladares menos arriesgados la recomendación es el Donkatsu, un plato de cerdo apanado con salsa dulce y ensalada, que viene con una porción de arroz y otra de sopa. Son platos grandes que sirven para compartir, aunque también hay carnes y sushi.

Jeyuk, banchan  y me regalaron un platito de sopa <3
Jeyuk, banchan y me regalaron un platito de sopa <3

El Dae Jang Kum está ubicado en Bombero Núñez 174, esquina Antonia López de Bello, y atienden de Martes a Domingo. El consumo por persona es similar al de los otros.

Como bonus, y si van a andar por el barrio pueden pasar a la pastelería Había Una Vez para probar la torta de té verde y mi favorito; el té helado de 5 sabores (un manjar). Entre las muchas cosas ricas que tienen disponibles.

 

Agregar un comentario