#PlacerCulpable 5 Series Que No Puedo Dejar de Ver

Sé que he predicado más que nadie sobre la necesidad de elevar nuestros criterios estéticos. Me duele que confundamos análisis crítico con “recomendaciones” porque de verdad creo que una lectura rigurosa de las series y películas que nos rodean arroja luces sobre problemas sociales más severos y nos ofrece la posibilidad de resolverlos.

Pero esta vocación también tiene un rinconcito muy solitario, porque después de aprender cómo funcionan las películas; la asociación de ideas a través del montaje, la legitimación de valores a través de las historias, etc, es muy difícil que pueda disfrutar de algo porque sí. Me pasa al revés de John Nada, cada vez que me saco los lentes de la ideología para ver una serie que sé que no participa de todos esos altos ideales renacentistas me baja la culpa.

Perdóneme don Slavoj, no soy digna...
Perdóneme don Slavoj, no soy digna…

Pero también es un alivio, aunque la mayoría de las veces me pasa que me vuelvo muy adicta al alivio y termino viendo 9 temporadas en 3 semanas (por favor, no intentar en casa). Aún así quería contarles de las series que me tienen comiendo del basurero de la ideología, la mayoría disponibles en Netflix para vuestra comodidad.

Designated Survivor

Cliffhanges, diálogos expositivos, personajes que sólo existen para ser plot devices, and so on, and so on… POR QUÉ SIGO PEGADA VIÉNDOLA? Ah, sí! Alguien se pitea al presidente gringo y Kiefer Sutherland tiene que hacerse cargo.

Please Like Me

Nunca me había sentido tan placenteramente culpable de ser millenial que viendo esta serie australiana. Que para ser justos, sabe reírse de sí misma y todos estos lugares comunes en que nos regocijamos como generación. Adventencia de BL.

This Is Us

No creo que me quede mucha más dignidad que perder, así que voy a confesar que los oblicuos de Milo Ventimiglia están en el top 5 de razones por las que empecé a ver esta serie. Sorpresivamente, a pesar de ser técnicamente una teleserie, se nota que está hecha con buen gusto.

Merlí

“Un profesor de filosofía y su hijo homosexual”, chao amigos, obvio que me iba a volver adicta. Pero para que ustedes no lleguen desinformados, es una especie de versión millenial de La Sociedad De Los Poetas Muertos, Merlí le enseña a sus alumnos a pensar y así le demuestran el cariño:

Merlí-1  

Supernatural

No creo que pueda explicar porque he visto todas las 12 temporadas de Supernatural sin incluir síntomas de alguna patología. Sobre todo porque después de la temporada 4 las cosas se ponen raras, como esa vez que los protagonistas viajan a nuestra dimensión y tienen que pretender que son los actores interpretando a los protagonistas ¡Hazte esa Unamuno!

Agregar un comentario