Final de Temporada de Kuroko y Eterno Amor a los Animes de Deporte

Algunos se emocionan con los resultados de Chile en la Copa América; otros más nobles, con la profunda desigualdad que nos aqueja como país; y por último estamos los escépticos que a falta de referentes reales depositamos nuestras más íntimas proyecciones en personajes de ficción. Y dentro de este último grupo, estamos los a veces orgullosos “otakus”, quienes a falta de talento propio, sentimos como nuestras cada victoria de Shohoku (y dimos las gracias porque Hanamichi y Rukawa aprendieron a jugar en equipo), sufrimos cada uno de los eternos minutos de la batalla contra Freezer, y nos cuestionamos nuestras propias existencias tras el volante imaginario de un EVA.

Ojalá poder entrar en la zona pal examen de grado o la PSU
Ojalá poder entrar en la zona pal examen de grado o la PSU

Entre el amplio espectro de animés y mangas que circulan por la viña de internet, las emocionen abundan en aquellos dedicados al deporte. En parte por ese manejo casi hitchcockiano del suspenso, por ese tratamiento homérico de la tragedia, pero sobretodo, por esa peculiar idea (presente en varias otras ramas, del shounen en general) de que no estamos solos, de que las victorias y las derrotas nos pertenecen como colectivo, y que ambas se sobrellevan mejor en grupo. ¿Se imaginan que los Vengadores aprendieran a sincronizarse como Kuroko y Kagami? el universo estaría ya en paz y la franquicia hubiese terminado años atrás, adiós Civil War.

Pero este es el encanto de Kuroko y tantos otros títulos afines, las expectativas por ver las nuevas habilidades que sacarán a relucir en cada partido, en el que se juegan sus vidas y sus carreras aunque al final nos recuerden que sólo están en el colegio, y que sus carreras profesionales están aún por comenzar. ¿Y cuáles son los mejores momentos de la 3era temporada de Kuroko? Los mismos que en las anteriores, la meta inalcanzable y el dragón Akashi esperando la arremetida.

;A;
;A;

Y aunque no tuvimos el placer de ver a Kuroko en la zona, sí pudimos apreciar la hiperconcentración de Kagami (alcanzada gracias a la confianza ciega en sus compañeros), las lágrimas de Aomine (en el epítome del AoKuro) y la resolución del conflicto golumiano de Akashi. En resumen:

1. Los pases mitológicos de Kuroko, sólo posibles gracias al rápido mejoramiento de las tecnologías de animación y a nuestro compromiso por suspender las leyes de la física.

kuroko-pass

2. Las jugadas perfectas de Kagami, quien se desplaza por la cancha sin consciencia sobre su propio encanto.

kagami-dunk
Jugada piola u.u

 

3. Recordar el “corazón de León” de Teppei, que lo convierte en una versión burguesa de nuestro Gary Medel.

El equivalente culto informal del "ke te pasa qliao"
El equivalente culto informal del “ke te pasa qliao”

4. Y por último, la destreza apolínea de Akashi, que sin tanto efecto ni trastorno de personalidad, lo convierte junto a Aomine, en uno de los jugadores con el estilo más bello y brutal de la Generación de los Milagros.

MEJOR JUGADA DE LA VIDA!!
MEJOR JUGADA DE LA VIDA!!

Una temporada épica, con toques bíblicos, que pueden disfrutar con todos los pixeles que amerita en Crunchyroll.

Agregar un comentario