#30Días30Películas Extremely Loud & Incredibly Close

A un año de la muerte de su padre -atrapado en los pisos superiores de una de las Torres Gemelas para el 11/09- un niño teme que el vínculo que los unía comience a desvanecerse y en un intento desesperado por aferrarse a él, emprende una viaje por toda la ciudad para encontrar el cerrojo de una llave que su padre guardaba. Extremely Loud & Incredibly Close es exactamente lo que parece; una película tristona para ver el domingo en familia (la guinda de la torta: Tom Hanks le da vida al mesiánico padre en cuestión).

La película (disponible en Netflix) es un ejemplo perfecto de cómo las credenciales no siempre aseguran la calidad. Eric Roth está a cargo de adaptar a guión la novela de Jonathan Safran Foer, bajo la dirección de Stephen Daldry y un cast que a parte de Hanks, cuenta con Sandra Bullock, Max von Sydow y Viola Davis entre sus protagonistas. La adaptación forcejea constantemente con lo que es y no pertinente mostrar -una lucha cual tensión traspasa la pantalla- y parece estar más consciente de las reacciones que intenta evitar/provocar en el público que de sus propias necesidades.

Existen momentos en los que el drama humano de Oskar (Thomas Horn) nos resulta palpable, pero tristemente se limitan al último acto cuando lo vemos lidiar con la frustración de una búsqueda que parece infructífera. El resto se pierde entre el enfoque dubitativo de Daldry que se pone trampas a sí mismo por temor a las lecturas que puedan surgir del tratamiento que la película hace del atentado, y esa necesidad demasiado recurrente de una industria obsesionada con su propio duelo.

 

Agregar un comentario